Pasos para tramitar una demanda por difamación

Si sentimos que alguien nos ha injuriado o ha mentido descaradamente sobre nuestra persona o sobre detalles que nos afectan, dañando nuestra reputación y nuestro honor, es probable que hayamos sido víctimas de una difamación. Este delito está tipificado y reconocido, por lo que para denunciarlo, deberemos demostrar que existe intencionalidad en la mentira difundida mediante la recopilación de pruebas y testigos que deben acompañarnos ante la fiscalía.

Los pasos para demandar esta situación de indefensión deben permitir demostrar, en primer lugar,  la intencionalidad del demandado a la hora de mentir y documentar todas las injurias proferidas. El primero de los puntos quizás sea el más complicado de demostrar. Para ello debemos comprobar las fuentes por las que se ha violentado nuestro honor. Estas fuentes deben ser fiables, y deberemos indicar las injurias para que se compruebe que no son reales, sino que persiguen el ánimo de dañar y perjudicar.

Los requisitos para la demanda son tres y están bien definidos por la legislación. Primeramente, deberemos presentar una declaración escrita y oral en que se demuestre el delito difamatorio, que el hecho perjudique la reputación del demandante y que existe la voluntad de dañar al demandante.

Posteriormente, tras reunir las pruebas, se tramita la demanda que, debido a que corresponde al orden privado, deberá acudir un abogado, que iniciará el proceso de acusaciones privadas.

Por último, si no se pudieran demostrar los hechos, el acusado puede proceder a la apertura de una acción penal y demandar a su demandante también.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Legal
Ultima modificación: 01/14/2013