Principales diferencias entre bancos y cajas de ahorro

Muchas veces hemos pasado por delante de cajas de ahorro y bancos sin cuestionarnos seriamente la diferencia entre unas y otros, pero una vez que ha llegado el momento de decidir en cuál de estas instituciones es más beneficio realizar nuestras operaciones financieras puede surgir la duda razonable.

La primera de las diferencias existentes está directamente relacionada con la base legislativa que les da origen a cada una de ellas: los bancos son sociedades anónimas, donde los accionistas son los propietarios y deciden el rumbo de las políticas y estrategias adoptadas; las cajas de ahorro son sociedades limitadas con carácter fundacional y dirigidas por un consejo de administración. Debido a este punto de partida, la finalidad del banco es la de generar beneficios para sus accionistas o para nuevas inversiones, mientras las cajas de ahorro deberían promover el ahorro familiar y promover el crédito a las pymes. Otro hecho diferenciador es que una caja de ahorro debe destinar la mitad de sus beneficios a mantenerlos como reserva, mientras que la mitad restante debe destinarse a obra social.

Debido a que a la hora de prestar servicios no existen grandes diferencias entre cajas y bancos, lo más conveniente es analizar las características para cada producto, sobre todo al capítulo destinado a comisiones y tipos de interés. Debemos fijarnos si existen cláusulas especiales, por lo que es recomendable leer la letra pequeña de lo que firmamos.

El contexto de crisis económica del país ha determinado la fusión y desaparición de varias cajas de ahorro, proceso que deriva hacia la aparición de nuevos bancos y, lamentablemente, la reducción del capital dedicado a obra social.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Legal
Ultima modificación: 12/21/2012