Qué es el empadronamiento

Toda persona que reside en España tiene la obligación legal de empadronarse. Este acto significa la inscripción en el registro administrativo donde figuran los datos de todos los habitantes del término municipal donde residimos. El empadronamiento es el documento que acredita el tiempo de permanencia en territorio español, de forma independiente a nuestra nacionalidad o nuestra situación legal.

En general, se trata de un trámite sencillo, pues únicamente deberemos personarnos en dicho registro con nuestro documento nacional de identidad, tarjeta de residente o pasaporte y un documento que acredite nuestro domicilio. No es necesario que seamos propietarios de la vivienda, en cuyo caso debemos llevar la escritura correspondiente, sino que puede servir un contrato de alquiler o la casa de un familiar o de un amigo.

Este documento es muy importante, especialmente para los residentes de otros países que vienen a España, pues es imprescindible para solicitar la tarjeta de asistencia sanitaria, para la regularización de permisos de trabajo o residencia, para inscribir a los niños en la escuela, para realizar el canje del carnet de conducir en caso de que existan convenios con el país de origen y para otros muchos trámites que atañen a los extranjeros.

El hecho fundamental para empadronarse es que ésta es la prueba definitiva para demostrar el arraigo a la hora de solicitar la residencia permanente. Actualmente tienen la obligación todos los extranjeros sin permiso de residencia permanente de renovar cada dos años el empadronamiento, de forma que si no lo renuevan caducará.

Si te has mudado, debes solicitar el alta en el nuevo municipio para que el registro comunique a tu anterior lugar de residencia la baja.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Legal
Ultima modificación: 02/12/2013