Cómo financiar una asociación de acción social

Cuando una buena idea puede cambiar el mundo, es probable que el primer escollo que deba salvar sea el de encontrar la financiación adecuada para seguir adelante. Una asociación sin ánimo de lucro puede ser un buen inicio si deseamos desarrollar un proyecto de acción social, que puede financiarse de distintas formas, desde la solicitud de subvenciones a la participación económica de los miembros asociados que abonen sus cuotas correspondientes.

El primero de los supuestos enunciados es quizás el más adecuado para iniciar la labor con el respaldo institucional, aunque requiere la creación de una memoria que incorpore de forma detallada nuestro proyecto, que debe estar muy bien fundamentado a nivel económico. La opción de acudir a la financiación estatal es, de hecho, la forma en que subsisten más de la mitad de las asociaciones sin ánimo de lucro. Uno de los mayores problemas es que, con el contexto de crisis generalizado que azota la mayor parte de las instituciones, los fondos destinados a est tipo de ayudas han quedado constreñidos o agotados. No hay que desistir y perseguir la financiación en otros sectores, como el entorno empresarial o las donaciones privadas.

Sin embargo, la captación de este tipo de recursos depende de la perfecta estructuración de nuestro proyecto y su presentación inmejorable, para que nuestro mensaje consiga calar en la sensibilidad de los posibles benefactores. En este sentido, el modo en que establezcamos la imagen de nuestra asociación y la presentemos ante la sociedad, será determinante. Seriedad, compromiso y entrega son alguno de los valores que deben transmitirse a través de nuestra propia página web o los medios locales o regionales de televisión.

Si establecemos una política de captación de socios, tal vez podamos incrementar el número de cuotas participativas mensuales, trimestrales o anuales que susten la organización. Los promotores deberán informar sobre la actividad de la asociación y lograr un compromiso por parte de los nuevos miembros.

En cualquier caso, la autogestión puede ser la solución para solventar las necesidades económicas de la asociación.

 

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Profesiones
Ultima modificación: 02/12/2013