Cómo me afecta la reforma laboral española

La última reforma laboral desarrollada en España como consecuencia de la situación económica de crisis generalizada ha significado la implantación de cambios importantes en las condiciones de trabajo de muchas personas. Es más que interesante que conozcas los principales cambios y modificaciones de la misma, ya que serán aplicadas desde el mismo momento en que entró en vigor.

En primer lugar, se han modificado las condiciones del despido improcedente, abaratando de forma considerable la cantidad a la que debía hacer frente el empleador. Tras la reforma, se establece que los cuarenta y cinco días por año pasan a ser únicamente treinta y tres días por año, con una cantidad máxima equivalente a 24 mensualidades de salario. La excepción queda en los trabajadores indefinidos antes de la reforma, que cobrarán como indemnización 45 días por año hasta el momento de la reforma y los restantes a 33 días por año.

Esta misma rebaja se aplica a los casos de despido procedente, en los que se abonarán 20 días por año y una cantidad máxima equivalente a doce mensualidades de salario. Esta misma cantidad de días es la prevista para los despidos por causas económicas, como la bancarrota, el descenso de los ingresos o las pérdidas.

Del mismo modo, se liberaliza la aplicación del expediente de regulación de empleo (ERE) para reducir la jornada laboral.

Otras disposiciones, como la imposibilidad de encadenar contratos temporales más de 24 meses, o la obligación de que la empresa proporcione a los menores de 30 años contratados 20 horas anuales de formación, intentan frenar la precariedad laboral e incrementar la formación para afrontar con mejores garantías un hipotético cese del trabajo.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Profesiones
Ultima modificación: 02/12/2013