Preguntas difíciles en entrevistas de trabajo

Es difícil sentirse seguro y cómodo en una entrevista de trabajo, pero aún lo es más cuando llega el turno de esas preguntas difíciles como: “¿por qué dejó su anterior empresa?” o “¿cómo era su jefe?”.

Este tipo de preguntas incómodas pueden ser de diversa índole, pueden versar acerca de ti mismo, de tu antiguo trabajo o de tus aspiraciones laborales y económicas.

Dentro de las primeras, las preguntas personales más difíciles de contestar suelen ser las referentes a tu vida personal y cargas familiares. Estas cuestiones pueden ser especialmente complicadas para las mujeres jóvenes, que pueden temer no ser contratadas si tienen hijos pequeños o piensan tener hijos pronto.

Dentro de las segundas se encuadran las preguntas anteriores. Es decir, aquellas sobre su relación con su antiguo jefe y sus compañeros, y los motivos por los que abandonó la empresa para la que trabajaba. Esto es especialmente incómodo cuando fuiste despedido, y no fue un cese voluntario.

Dentro de las últimas, la pregunta más incómoda suele ser la remuneración pretendida. Para responder a esta pregunta es necesario haber reflexionado con anterior sobre la remuneración mínima para aceptar el puesto de trabajo.

Otro tipo de preguntas incómodas pueden ser las motivadas por una mala redacción del currículum vítae o errores presentes en él. Esto puede llevar al entrevistador a sospechar que le mientes, y que la entrevista se convierta en un interrogatorio.

Antes de asistir a la entrevista de trabajo, reflexiona acerca de las respuestas que quieres dar a estas preguntas para que no te pillen desprevenido. Ante una pregunta de este tipo, mantén la calma y tómate tu tiempo antes de responder.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Profesiones
Ultima modificación: 07/12/2012