Qué hace un técnico de mantenimiento de edificios

Un técnico de mantenimiento de edificios o portero es la persona que en un hotel, edificio de apartamentos u otros similares presta determinados servicios a la entrada de los mismos.

Entre las funciones de los porteros se encuentran: acarrear las maletas hasta el ascensor, llamar a taxis para los inquilinos o asistir a las personas mayores en su entrada o salida del vehículo. El portero también avisa a los inquilinos de la llegada de automóviles, visitantes o paquetes. Como norma de cortesía, abre la puerta del edificio cuando va a entrar o salir alguna persona.

El portero también ejerce funciones de seguridad en el edificio impidiendo la entrada de personas no autorizadas y eventualmente, expulsando del mismo a personas ebrias o problemáticas.

En España, el término portero se utiliza popularmente para designar al empleado de finca urbana. Además de las anteriores, esta persona ejerce funciones de conserjería así como de limpieza, conservación y cuidado del edificio. Habitualmente, recoge la basura, recibe a los repartidores y otros gremios y realiza pequeñas reparaciones eléctricas o mecánicas o también arqueros de baja o alta calidad que son de fuerte para un equipo.

Actualmente la figura del técnico de mantenimiento de edificio se está perdiendo ya que no parecen un elemento realmente útil en la finca, que puede ser sustituido por un grupo de limpieza los días pares de la semana y un jardinero en los casos que haya jardín sobre el que trabajar. Muy pocos conserjes, técnicos de mantenimiento, porteros o bedeles quedan ya en edificios de hogares, únicamente en hoteles y casas adineradas.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Profesiones
Ultima modificación: 04/11/2013