Qué hacer si me quedo sin trabajo

A nadie le sorprenderá que, tras más de diez años de trabajo en una empresa, te hayan despedido. Es el pan nuestro de la economía española, donde cada día nuevos desempleados se suman a la marea de población sin ocupación.

Ante la magnitud del shock, es importante que no te dejes vencer a las primeras de cambio, así que aprovecha para tomar un par de días de descanso y asimilar la nueva situación. Es importante que el clima de nuestro hogar sea tranquilo y distendido. No conseguiremos nada con nervios y estrés, el camino que se abre ante nosotros no tiene por qué ser necesariamente tortuoso…

Debido a que no sabemos el tiempo que tardaremos en volver a trabajar, es muy recomendable que se realice una previsión de gastos y se recorten aquellos que son accesorios o prescindibles. La correcta gestión doméstica restará presión sobre nosotros.

Acude a inscribirte como demandante de empleo y a solicitar las ayudas o prestaciones que te correspondan y comienza a buscar empleo de forma activa. Para ello, debes mantener una actitud positiva y confiada en tus posibilidades. Si reconoces alguna carencia en tu perfil, intenta aprovechar alguno de los cursos para desempleados que se ofertan. La realidad de los servicios de empleo estatales es que las ofertas de trabajo son escasas, así que crea un curriculum atractivo e inscríbete en diferentes plataformas de empleo en internet. Puede que haya suerte y te llamen para alguna entrevista. Acude también a las empresas de empleo temporal, puede que surja alguna opción de trabajo de forma más rápida. Debido a la gran cantidad de parados, la confianza es fundamental para que nos llamen a trabajar, así que mueve tu red de contactos y hazles saber que buscas empleo. Todos unidos podemos hacer que esto cambie, así que no desesperes y aprovecha tu tiempo de forma que no te consuman los nervios.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Profesiones
Ultima modificación: 02/12/2013