Sin ganas de trabajar: técnicas de automotivación

Mantenerse siempre motivado en el trabajo no es fácil. En ocasiones los ánimos flaquean y en otras simplemente las tareas son tan monótonas que no podemos más con la rutina. Cuando hemos perdido el interés en nuestro trabajo, necesitamos encontrar el modo de volver a motivarnos.

Para poder solucionar esta situación, primero debemos preguntarnos por qué estamos desmotivados.  A veces, el motivo de la falta de interés por el trabajo es la ausencia de reconocimiento por parte de los superiores del empleado. Como no suele ser sencillo que esto cambie, es importante trabajar la automotivación que depender de la motivación externa, porque no podemos depender de ella.

Para automotivarnos tenemos que implicarnos en nuestro trabajo, convirtiendo nuestras tareas en retos. Aunque la tarea que tenemos que hacer sea bastante mecánica y rígida, debemos encontrar el modo de aportar algo personal, de hacerla nuestra. Cuanto más ponemos de nosotros mismos en nuestro trabajo, más realizados nos sentimos haciéndolo. Valorando lo que hacemos, nos sentiremos satisfechos y motivados.

Adoptando una actitud positiva y constructiva, contribuiremos a mejorar el ambiente de trabajo y además rendiremos más. Necesitamos ser proactivos, no reactivos, tomando la iniciativa y solucionando el problema al que nos enfrentamos.

Es más fácil estar satisfecho y motivado si hemos elegido el sector o área profesional en la que desempeñamos nuestro trabajo. Si nos hemos visto obligados a aceptar un trabajo en un sector que no nos gusta, lo mejor para sentirse motivado es buscar nuevos retos, aprovechar nuestro tiempo libre en prepararnos para trabajar en algo que sí nos guste.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Profesiones
Ultima modificación: 07/12/2012