Teletrabajo: pros y contras de trabajar desde casa

Las Tecnologías de la Información y la Comunicación, más conocidas como TIC, han hecho posible que cada día más gente trabaje a distancia. Trabajar desde casa parece a primera vista una opción excelente tanto para la empresa como para el empleado.

El teletrabajador tiene mayor autonomía, flexibilidad y movilidad. El empleado puede disfrutar de una mayor vida familiar y no pierde tiempo ni dinero en desplazamientos. El teletrabajo disminuye el estrés y suele significar también trabajar a gusto, con mayor dedicación y compromiso. Es además una gran opción para las personas con discapacidad o movilidad reducida.

El teletrabajo produce un aumento de la productividad, que beneficia a la empresa, pero tiene otras ventajas para ésta. Elimina el ausentismo laboral y es necesaria menor infraestructura, lo que reduce costos, posibilita el crecimiento de la empresa sin invertir en cambios estructurales.

También es bueno para el conjunto de la sociedad, porque el teletrabajo es más ecológico, cuida al medio ambiente disminuyendo los trayectos en coche. Pero no todo son ventajas.

La mayor desventaja de trabajar desde casa para el trabajador es que es más difícil desconectar del trabajo. No hay separación entre el trabajo y la vida familiar, y no es fácil descansar y trabajar en el mismo lugar. Siempre estarás en tu oficina y hay que aprender a desconectar del trabajo.

El teletrabajador está aislado, se pierde las relaciones sociales y el ambiente de oficina. Para solucionar este problema que también tienen los trabajadores independientes, se están creando lugares de “coworking”. Oficinas informales en las que se puede trabajar en un ambiente distendido, sin estar solo en casa.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Profesiones
Ultima modificación: 07/12/2012