Cómo escoger regalos para una persona hospitalizada

Debe enterarse primero de sus gustos o fobias. Eso evitará que uno regale lo que nosotros preferimos en vez de lo que la persona puede necesitar.

Una pijama ligera de algodón o de franela puede ser una buena elección; si es para dama debe cuidarse que no tenga adornos de encaje, elásticos apretados, botones grandes y que no sea de colores oscuros para que no luzcan tristes. Puede darse una blusa o una bata ligera sin ser transparente. Si es para caballero la bata de preferencia debe tener bolsas, ya que cuando la gente camina suele llevar pañuelos en la mano por ello se recomiendan las bolsas.

Pueden darse libros o revistas del tema que le agrade a la persona. Una buena almohada para su descanso o su respaldo. Un par de pantuflas cómodas preferentemente sin adornos ya que pueden molestar o atorase. Un kit de limpieza facial con toallitas húmedas, crema para manos, un protector para labios, jaboncitos y toallitas para las manos; todos ellos pueden ser elementos muy útiles.

Escribir una tarjeta deseándole su pronta recuperación es un detalle que seguramente apreciarán mucho. Y si se trata de una persona católica, un crucifijo pequeño será algo muy valioso.

Se puede pensar en una bata para baño, en unas sandalias para baño con suela antiderrapante, una frazada para cubrir sus piernas cuando se siente o esté recostada. Una andadera si es que la persona la necesita. Un bonito suéter para cuando salga del hospital, y si uno mismo lo borda puede ser un detalle inolvidable.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Amistad
Ultima modificación: 07/30/2012