Las mejores formas de lidiar con un amigo pasivo-agresivo

Las personas con comportamientos pasivos-agresivos por lo general son personas que se comunican hostilmente o haciendo uso de un humor hiriente o tomando decisiones que afectarán a los que los rodean sin ser ellos afectados o culpados por ello. Generalmente estas personas están concientes de sus comportamientos aunque a veces son impulsivos e irracionales.

Para saber sobrellevar una relación de amistad con estas personas hay algunos métodos que seguir.

Primeramente, evita proveer información personal que pueda ser usada en tu contra. Siempre cuida tus espaldas, no elijas una postura de vulnerabilidad ante ellos. Si su actitud es excesiva puedes considerar terminar esa relación.

Una persona pasiva-agresiva que ha aprendido a tomar ventaja de su condición generalmente es muy astuta. Sabe cómo reaccionar ante el disgusto de sus compañeros de manera que no recaiga la culpa en él. En este caso, es posible identificarlos porque se excusan de no haber cometido aquello que causo disgusto en la otra persona. Lo mejor es confrontarlos y preguntar directamente el motivo por el cuál se comportaron de esa manera.

También, en el caso de que se dependa de ellos por algún motivo, por ejemplo, para asistir a una reunión importante, para trabajar en equipo, para que nos ayude en alguna labor, lo mejor es tener disponible a alguien más por si la persona pasivo-agresiva al final no se compromete con su cometido voluntariamente para perjudicarnos.

Puede ser efectivo el decirle directamente a esa persona que están perjudicándote y lastimándote. Dicha persona puede razonar sus actos y evitar continuar haciéndote daño.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Amistad
Ultima modificación: 07/31/2012