Cómo superar el comportamiento pasivo agresivo

Las personas pasivas-agresivas no sufren de una enfermedad, es una actitud que puede corregirse con terapia. Y uno de los pasos más grandes para superar esta condición es aceptarla; muy pocas personas aceptarán ayuda para cambiar su propia personalidad pero hay métodos que ayudan a llegar a ese término.

Para comenzar puedes preguntarte cada vez que sientas una actitud hostil de tu parte hacia tus amigos, colegas, familiares o pareja, por qué te estás comportando de esa manera. Qué es lo que te hace reaccionar así.

Cuando alguien te pida algo piensa un poco antes de responder. No respondas que sí de forma automática. Las probabilidades de que cumplas todo lo que prometes si siempre aceptas cumplir con todo, son pocas. Si hay algo que te molesta cuando alguien te pide hacer algo, exprésalo, no guardes tu sentimiento.

Sirve mucho el abrir tu interior hacia las personas que te rodean y aprecian. Escoge una persona con quien te sientas en confianza y que sepas que te escuchará y comienza a hablar de lo que sientes en tu interior. Verás que los sentimientos negativos desaparecen. Y pídeles que cuando noten una actitud agresiva te lo hagan saber, pues no siempre serás capaz de evaluar tu comportamiento.

Intenta ser honesto. Cuando sientas que necesitas hacerlo motivado por tus sentimientos negativos, detente y piensa si en realidad debes hacerlo. Trata de combatir tus malos sentimientos y mantente siendo honesto y auténtico.

Y debes estar dispuesto a recibir ayuda. Hará que tu proceso de cambio sea más rápido y agradable.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Personal
Ultima modificación: 07/30/2012