Maneras divertidas de decir adiós

Generalmente cuando decimos adiós a algún amigo o a algún familiar, aquel se puede convertir en un momento un tanto triste, en especial si existe la posibilidad de que otro encuentro con esa persona en el futuro no llegue a realizarse nuevamente.

Éstos momentos son parte inevitable de nuestras vidas, lo que no implica que no podamos hacer de aquellos, circunstancias menos tristes, cambiando radicalmente la atmósfera en una más relajada, alegre y memorable para todos.

Al despedirte puedes crear rimas que vayan con el nombre o apodo de la persona de quien te estás despidiendo, la cual por supuesto debe ser alguien a quien conoces bien y frecuentas, de lo contrario podría no caer bien. Utiliza alguna frase graciosa, que tenga significado para ambos y que al mismo tiempo exprese el aprecio que sientes o incluso puedes improvisar algo en el momento, que ayude a cambiar la atmósfera haciéndola más amena y relajada.

Algunas personas también suelen utilizar frases de algún libro o la línea de una escena del alguna película favorita, cuya pasión por ellas sean compartidas por ambos, que siempre resultan graciosas cuando se las trae durante la conversación en un momento inesperado. Algunos ejemplos pueden ser “Y recuerda… si eres bueno en algo jamás lo hagas gratis” o “Que las fuerzas del mal se pierdan antes de llegar a tu puerta”. Incluso si no tiene mucho sentido para el contexto, justamente eso lo hará gracioso. Un par de buenos sitios en internet para buscar estas frases son las páginas Listology.com (en inglés) y frasesdepeliculas.com.

En el caso de las parejas, agregar un toque romántico y gracioso a la despedida nunca queda fuera de lugar. También se pueden usar pasacalles, pósters u otra forma escrita en que puedas mostrar el mensaje.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Amistad
Ultima modificación: 05/08/2013