Cómo hacer una propuesta de matrimonio original

Proponer matrimonio puede ser una ocasión perfecta para dejar volar la imaginación y el ingenio. Salir de lo normal o trillado también puede sumar puntos al momento de la respuesta. Solo recuerda por quién y para quién lo haces y verás que toda idea, por más estrafalaria que fuera, es poca comparado al amor que sientes por esa persona.

Al momento de entregar el anillo puedes utilizar a un animal amaestrado que lleve un sobre y un lazo en el que se haga la pregunta. Obviamente tú estarás presente para acentuar el pedido.

Algo más casual puede ser poner el anillo “en el camino”. Es decir, en un lugar en el que sabes tu pareja lo encontrará. Puede ser en su desayuno o en su maleta.

Revisa tu presupuesto y no te midas al momento de expresar lo que sientes. ¿Sabías de un hombre que le pidió matrimonio a su actual esposa filmando una especie de avance de película y pasándolo luego en el cine antes de la función mientras ambos veían la pantalla junto a otras personas? Al terminar el video él se paró y le pidió matrimonio. La ayuda en este caso vino de su amigo, quien era el encargado del cine.

Esto quiere decir que tu propuesta puede resultar todavía mejor si cuentas con la complicidad de otras personas cercanas. Pueden ser sus familiares o amigos del trabajo. Todo depende de lo que quieras hacer.

En una propuesta de matrimonio original el factor sorpresa y ternura van de la mano. No lo olvides nunca.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Bodas
Ultima modificación: 07/24/2012