Cómo montar una despedida de soltero

Las despedidas de soltera son las celebraciones que los amigos del novio o la novia le organizan a uno de ellos con el objetivo de tener un buen último recuerdo antes de pasar a la fila de los “cazados”. En ella se suele cometer algunos excesos que durante el matrimonio no son permitidos, especialmente algunos de carácter sexual. Aunque esto debería depender de quién es el agasajado, en realidad depende casi al cien por cien de los amigos organizadores.

Hay claves básicas para una despedida como por ejemplo contar con anticipación con el lugar sobre todo si es un local, aunque la respectiva fianza que piden por ello además del alquiler desanima a cualquiera. Así que si se realiza en casa del novio o de alguno de los amigos, que sea con la seguridad de que no haya ningún inconveniente que estropee el asunto como cortes de luz, de agua, presencia de los suegros, etc. La presencia de cámaras y similares es bajo criterio de los organizadores y de lo que tengan pensado hacer. Una última opción puede ser también un bar y discoteca pues cuentan también con promociones especiales para esta clase de situaciones.

Algo a prever es la bebida. Es molesto que se acabe en mitad de una celebración porque entonces nadie quiere ir a por más. Así que es preferible que sobre a que falte ya que el restante lo pueden beber en otra ocasión. Aquí puede haber variedad de tragos y cócteles pero no muchas. Si se trata de una celebración regularmente tranquila la combinación de distintas clases de bebidas puede causar más problemas que alegrías. Se supone que es algo para recordar, ¿verdad?

Por ello, antes de pretender organizar una fiesta digna de los emperadores romanos. Conversa con los novios y pónganse de acuerdo (sin estropear toda la sorpresa, claro) porque más adelante no querrás ser responsable de que tal vez la boda que tanto esperaban celebran termine cancelándose por algunos excesos de la noche de solteros.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Bodas
Ultima modificación: 07/24/2012