Cómo ligar en el gimnasio

Entre las rutinas de ejercicios del gimnasio hay personas que buscan algo más que tonificar sus músculos o mejorar la silueta. En los gimnasios hay una gran cantidad de gente dispuesta a ligar con otras.

Por ejemplo es bueno saber de las rutinas de ejercicio que hace el sexo opuesto. ¿Por qué? Porque así tienes una base para entablar conversación con una persona que quizá no lo está haciendo bien y su entrenador personal (en caso lo tenga) anda por otro lado. Con esto no solo demuestras conocimientos generales sino también demuestras tener la amabilidad de ayudar a alguien que realmente lo necesita. A partir de aquí pueden empezar una rutina juntos. ¡Usa tu ingenio!

También uso mucho el tino. Si hay personas que están con escuchando música con audífonos es porque tal vez está buscando desconectar un poco o concentrarse en su rutina de ejercicios. Hablarles implica hacer que se quiten los audífonos y nos atiendan, por lo que es contraproducente. Si igual te aventuras a hacerlo procura ser directo y no tardar. Puede ser realmente molesto.

Otra forma es informando o, mejor aún, organizando concursos dentro del gimnasio. Eso hará que muchas personas se interesen y tengas excusa para acercarte a una de ellas en particular, esa persona que te atrae.

Lo mejor de empezar una conversación frecuente con esa persona es que puedes ejercitar con ella fuera del gimnasio. Pueden por ejemplo salir a correr por las mañanas o montar en bicicleta un fin de semana.

Solo hay que saber cuáles son nuestras armas. ¿Son físicas? ¿Son de personalidad? ¿Conocimientos? Si tienes una o más de una, explótalas.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Conquista
Ultima modificación: 07/24/2012