Los signos de un hombre posesivo

Una mujer puede descubrir en algunas relaciones sentimentales que un hombre tiene una conducta posesiva, que se manifiesta como un intento de controlarle todo lo que hace. Este comportamiento posesivo, puede que no se evidencie inmediatamente, pero a veces es solo cuestión de tiempo para crear problemas en la relación.

Un hombre celoso tratará de controlar el horario de su pareja para que ésta pase la mayor parte de su tiempo libre con él y puede enojarse fácilmente cuando se programe actividades que no lo incluyan. Es probable que acuse a su pareja de hacer trampa o culpe a su familia y amigos de conspirar contra él.

Una prueba de un hombre posesivo es su tendencia de expresar su amor y esperar un compromiso serio con su pareja apenas unas semanas después de haberla conocido, comienza a tratar temas de casamiento o de pasar la vida juntos por siempre. Al principio puede resultar halagador, pero después se convierte velozmente en un infierno cuando comienza a presionar a la pareja para que asuma un compromiso que tal vez no esta preparada ni es el momento para dar el paso.

Otra característica es el monitoreo constante que un hombre posesivo ejerce para verificar constantemente su ubicación y sus actividades, aún cuando su pareja le informe exactamente donde estará y que hará. Él llamara constantemente al teléfono móvil de ella, enviara mensajes de textos y se comunicará con sus amigos para confirmar su ubicación. Si la mujer no contesta a sus llamadas telefónicas apenas llega a casa la acusará de mentir. La obsesión posesiva del hombre le puede llevar a seguir a la mujer para verificar donde va, también puede revisar el teléfono móvil de la mujer para leer los mensajes de textos y controlar el registro de llamadas para ver con quien tuvo comunicación.

El egoísmo del hombre posesivo se vuelve evidente como ejemplo, él puede salir con sus amigos, pero se enoja cuando la mujer quiere tener una noche fuera con sus amigas. Generalmente establecerá un conjunto de reglas diferente para él y trata de imponer un control en la relación. En su mente, está bien para él comprobar todo lo que hace la mujer, pero no le permitirá a su pareja hacer lo mismo con él, y con frecuencia se enojará cuando le pida la misma consideración, espacio y respeto.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Parejas
Ultima modificación: 05/08/2013