Cómo librarse de una persona molesta

Una persona puede ser molesta por distintas razones. Puede resultar molesta por indiscreta, por presumida, por habladora, etc. Pero hay reglas básicas con las que puedes librarte de ellas. No se trata de hacerlas cambiar, solo de librarte de ellas y te molesten lo menos posible.

Las personas habladoras son como robots programados para comenzar un tema, agotarlo y empezar otro. El asunto es que no lo hace pidiendo tu opinión, solo busca que lo escuches. Te contará además su vida personal desde muchos antes incluso que llegaras a conocerse. Para cuando sepas hasta de los dientes que le sacaron a los 7 años, te contará ahora la vida de sus amigos, familiares y/o vecinos. ¿Qué hacer? Si las indirectas no sirven puedes probar con un escueto “y para qué quiero yo saber de gente que no conozco”. Lo más seguro es a partir de entonces solo te salude y te hable de cosas puntuales (como, por ejemplo, temas relacionados al trabajo) Seguro te sientes mal durante un momento, pero créeme que vale la pena hacerlo para recuperar tranquilidad.

Las personas indiscretas son aquellas que no miden el alcance de sus palabras ni la privacidad de las palabras de los demás. Suelen hablar mal de las otras personas cuando estas no están presentes o le cuentan a todo el mundo lo que tú en un arranque confidencial le dijiste que no se lo contar a nadie. Existe un método infalible para evitar que vuelvan a molestarte. No basta solo no dejar de confiar en ellas, sino decirlo delante de más personas. Si por ejemplo esta clase de sujetos delante de ti y otros amigos empieza a hablar mal de otra persona a sus espaldas, pregúntale: “¿siempre hablas así de la gente cuando no está presente? ¿hablas así también de nosotros con otras personas cuando no estamos?” Aunque te diga que no, lo habrás puesto en evidencia delante de los demás y dejará de molestarte.

Con respecto a las personas presumidas, es fácil hacer que dejen de molestarnos porque se trata de socavar su ego o simple y llanamente ignorarlas. Por ejemplo cuando presuma de algo no le des importancia o critícalo. Si te dice qué buena cámara se ha comprado, dile que conoces mejores o que de nada le sirve porque no es fotogénico. Si presume de alguna prenda dile que la ha combinado mal. Lo sé, es un poco mala onda pero así lograrás que no te moleste pues contigo no logra su objetivo de sentirse superior a los demás.

Ante todas estas clases de personas, recuerda que un punto importante es ignorarlas a tal extremos que sientan que ellas para ti ya no existen. Si tienes que responderles, hazlo con respuestas cortas o solo gestos. No des pie a que empiece ninguna conversación. Quizá logres un cambio significativo.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Personal
Ultima modificación: 07/24/2012