Definición de los límites personales

Un límite es una barrera física, psicológica o social que mantiene restringido el acceso a lugares o acciones inadecuadas o no aceptadas. Un límite personal es la forma en la que cada individuo define la diferencia entre las acciones correctas e incorrectas. Desde que somos niños, nuestros padres y la sociedad a la que pertenecemos establecen límites sociales que con el paso del tiempo apropiamos como límites personales; modificándose y adaptándose a la forma de vida y conciencia de cada individuo.

Si bien los límites personales son propios de cada persona, son establecidos a partir de muchos factores como, las creencias de la sociedad en la que se desarrolla el individuo, la religión a la que pertenece por decisión propia o por herencia, los principios, valores y enseñanzas de la familia y la educación adquirida en la escuela.

Todos los factores antes mencionados definen los límites personales de cada persona, sin embargo en muchas ocasiones estos límites no repercuten de igual forma en cada individuo y no tienen el mismo valor durante su crecimiento. Si bien al ser niño los límites están establecidos por los padres, una persona adulta tomará en cuenta distintos factores y experiencias propias para modificar o desechar algunos de esos límites.

Un ejemplo de los límites personales es el saber cuándo de decir “no” si sentirse culpable por ello; pensando en que no es posible actuar de manera que todas las personas tengan la mejor impresión debido a nuestra conducta, por lo tanto, no podemos aceptar hacer todo lo que las personas nos piden.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Personal
Ultima modificación: 11/15/2012