Cómo planificar un menú familiar mensual

La planificación de un menú mensual familiar depende del tipo de alimentación que incluya la dieta de la familia y las características de la comida que cada uno guste más, como qué tan picante, salada o dulce se prefiera. Ésos son factores a considerar antes de elaborar un menú, al igual que el factor económico, que es uno que se debe de tomar muy en cuanta antes de elaborarlo. Sin embargo existen diversos platillos que pueden ajustarse a los ingresos y gustos de cada familia.

El primer punto a considerar es los tiempos de los que consta la comida, lo más usual y recomendable son las comidas de tres tiempos, puede comenzarse con una sopa de verduras como primer tiempo, acompañado de un bistec de carne roja sazonado con jitomate y cebolla como segundo platillo y cerrar con duraznos en almíbar con un poco de crema agria en el tercer tiempo. O puede elegirse un menú más sofisticado que incluya una crema de piñones rosas con pedacitos de queso en el primer tiempo; como segundo tiempo un corte new york con verduras al vapor y papas cambray sazonado con paprika y orégano; y como tercer tiempo un mousse de chocolate o perlas de melón con nieve y un toque de licor.

Un integrante importante en todo menú siempre será la bebida con la que se acompañará la comida, y variará dependiendo de la región, la época del año y las tradiciones culinarias del lugar donde usted se encuentre. La bebida puede ser agua natural, agua frutal o una copa de vino que complemente la comida elaborada de cada día.

De esta manera es fácil crear un menú, considerando siempre los factores mencionados y llevando un control en un calendario para poder hacer una o dos compras semanales de los ingredientes necesarios para los platillos de cada semana durante un mes.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Ser Padres
Ultima modificación: 11/22/2012