Ventajas y desventajas de una familia pequeña

Las ventajas y desventajas de tener una familia pequeña varían, y son directamente proporcionales al nivel de ingresos, la situación económica en general del grupo familiar y los beneficios básicos que pueda ofrecer cada país a su población.

Generalmente las familias pequeñas son más fáciles de mantener que las familias muy numerosas debido al actual costo de vida elevado. En una familia pequeña resulta más sencillo controlar los gastos, lo que eventualmente ayudará, si es posible, a ahorrar para futuros gastos como educación universitaria, entre otros. Lo que habitualmente es mucho más complicado conseguir en el caso de familias con muchos hijos.

También el hecho de poder ahorrar un poco más puede brindar la posibilidad de mejor alimentación y acceso a la salud, ésto en el caso de países cuyos gobiernos, no cubran eficientemente éstos aspectos básicos en el desarrollo y vida de su población.

Otro factor muy importante es la atención que pueden otorgar los padres a los hijos. Cuando éstos son muchos, es mucho más difícil estar al tanto de todos los aspectos de la vida de cada uno de ellos, por la falta de tiempo, y en especial si ambos padres trabajan. Por supuesto que lo mismo puede ocurrir si sólo se tiene uno o dos hijos, aunque en este último caso resulta más viable poder administrar el tiempo de ambos, de manera a que los niños no se encuentren solos por mucho tiempo, además si se tienen dos hijos éstos pueden hacerse compañía y ayudarse entre sí.

La única desventaja radicaría en tal vez tener un solo hijo y la falta de compañía que esto implicaría para el mismo. Es más saludable psicológicamente para la criatura si tiene al menos un hermano o primos con quienes compartir.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Ser Padres
Ultima modificación: 04/22/2013