Cómo preparar una cena romántica

¡Una cena romántica puede ser el plan perfecto para esta noche de viernes! Sorprenderás a tu pareja y además vivirán juntos una experiencia nueva que despertará sensaciones también inolvidables para ambos.

Una cena romántica depende de varios factores y deberás estar en muchos detalles para que todo salga bien, pero hay algunos que deben ser controlados con anticipación. La cena será un encuentro romántico para tu pareja y tú, por lo que será importante asegurarse de que la noche que has planeado el encuentro nada ni nadie interrumpa ese momento íntimo que se están regalando. Si hay teléfonos, desconéctalos; si hay vecinos cerca, corre las cortinas y cierra bien la puerta; si algún amigo o amiga suele visitarte sin antes avisar, pídele que ese día no lo haga y que al día siguiente se lo contarás todo con una cerveza o un té de por medio.

Otra decisión trascendente es la localización. Conoces tu casa mejor que nadie. Quizás quieras aprovechar tu terraza o el balcón, o ser original y comer en el dormitorio;  puede ser que encuentres más conveniente hacerlo donde siempre pero incorporar música suave y luz de velas.

Elegir qué cocinar para una cena romántica no es una tarea compleja en absoluto. Que sea un encuentro distinto no significa que debieras aprender a cocinar a la perfección si nunca sueles cocinar. Seguramente sepas cuál es el plato preferido de tu pareja. Acompáñalo con una salsa especial, ensaladas, guarniciones de papas fritas.  La cena romántica suele ser una comida que siempre sobra. ¡Eso es una buena noticia porque por supuesto será aprovechada por ustedes mismos al día siguiente!

Otra buena idea puede ser pedir la comida afuera y acondicionar el sitio en el que la cena tendrá lugar. Aunque las más de las veces el anfitrión decide cocinar como parte del agasajo, en la medida que la escena está bien pensada y sea una puesta original, puedes apoyarte en algún restaurant que también prepare platos para llevar. No son pocos los que aun sin contar con servicio de entrega a domicilio aceptan cocinar para el cliente y que este pase a retirarlo. Con la comida resuelta, sólo restará recalentarla en el horno para que vuelva a tener el mismo sabor.

En cuanto a la bebida, lo más aconsejable es acompañar la velada con un buen vino. Tinto si son carnes, blanco si escoges pollo o pescado. La elección de un vino no debe hacerse tomando como referencia los precios. Existen vinos de precios razonables que superan a vinos muy caros en la relación precio calidad. Puede ser una buena oportunidad para saborear un vino de calidad, pero procura asesorarte para escoger uno que no impresione solo por su precio.

El postre es importante ya que representa el final de tu puesta en escena, aunque no debe necesariamente ser uno muy sofisticado. Todo vale en este terreno: helados, copa de frutas, tortas, merengues, chocolates.

Si realmente quieres sorprender a esa persona que amas, sin duda encontrarás tu toque único. ¡No pierdas nada de vista!¡Disfrútenlo!

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Vida social
Ultima modificación: 08/05/2012