Cómo relajarse profundamente

La relajación profunda de los músculos del cuerpo constituye una recomendable práctica diaria, pues aporta un estado de confort inigualable. Además, es el paso previo de la meditación trascendental. Veamos cómo lograrla.

  • Primero busca el lugar adecuado. No tendrá que ser una parcela del paraíso terrenal, pero al menos trata de que no te interrumpan.
  • Puedes estar sentado confortablemente o acostado con las extremidades ligeramente separadas del cuerpo.
  • Comienza respirando profundamente por la nariz y exhalando lentamente el aire, mientras aflojas todo el cuerpo. Libera tu mente de cualquier pensamiento mientras respiras de la forma indicada.
  • Cuando notes que estés muy tranquilo y libre de tensiones físicas y mentales, concéntrate en ambos pies. Imagina como se van relajando de manera total. Observa con tu mente todo el proceso en detalle, hasta dejar de sentirlos por completo.
  • Luego continúa el recorrido relajante por las piernas, los muslos y las nalgas. De igual manera, su relajación profunda hará que dejes de percibirlos.
  • Continúa el recorrido por las manos hacia los antebrazos, brazos y hombros, bajando por la extensa musculatura de la espalda. Sin prisas, concentra tu energía mental en cada parte mencionada.
  • De la espalda pasa al abdomen y sube por los pectorales hasta el cuello y la cara, tras cuya relajación habrás logrado que todo tu cuerpo se encuentre en la fase llamada alfa, estadio en el que su campo magnético adquiere características especiales.
  • Disfruta de la relajación total durante el tiempo que puedas, manteniendo una respiración tranquila y estable. Desde este momento, podrás aplicar tu plan de meditación trascendental en la dirección deseada.

Este ejercicio deberás perfeccionarlo paulatinamente, debiendo practicarse al menos dos veces al día. No confundirlo con el dormir, aunque lograr la relajación total previa al descanso nocturno resulta una buena manera de entregarse al sueño.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Vida social
Ultima modificación: 08/05/2012