Cómo ser más flexibles

La flexibilidad del cuerpo consiste básicamente en lograr los más amplios movimientos de las articulaciones hacia todas las direcciones posibles. El stretching o estiramiento constituye una práctica especialmente favorable para obtener una mayor flexibilidad del cuerpo.

El stretching consiste en la elongación repetitiva de grupos músculo-esqueléticos determinados, frecuentemente por aducción desde el torso, con la finalidad de mejorar la elasticidad de aquellos, el estado de las articulaciones y reafirmar la tonalidad muscular. Como resultado de su práctica sistemática, aumenta el control muscular, la flexibilidad y los rangos de movimiento articular.

El stretching es una gimnasia natural tanto en los animales como en el hombre, que la practican de forma espontánea y a diario. Con frecuencia va acompañada de bostezos, lo que también asocia esta práctica con la relajación muscular.

El aumento de la flexibilidad mediante la práctica de ejercicios de stretching está indicado tanto para atletas de alto rendimiento como para aficionados al ejercicio físico. Los primeros los realizan antes y después de sus competencias, mientras el resto lo puede practicar como una disciplina en sí misma.

Los ejercicios y posiciones yoguis requirieren de la flexibilidad de amplios conjuntos musculo-esqueléticos, constituyendo monumentales ejemplos de stretching aplicado a una filosofía milenaria del cuerpo y la mente.

Pero no habrá que llegar tan lejos para gozar de una buena flexibilidad durante toda la vida. La práctica diaria de algunos ejercicios de estiramiento nos permitirá contar con músculos más fuerte y elásticos siempre que se realicen bajo la dirección de algún especialista, pues la ejecución incorrecta de algunos de ellos pudiera resultar peligrosa y contraproducente.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Deporte
Ultima modificación: 06/27/2012