Tres posiciones para tener sexo divertido

Tener un encuentro sexual suele ser cosa de todos los días o de una vez en la vida y siempre será distinto. La sexualidad humana está desarrollada desde el comienzo de los tiempos y la atracción entre dos personas maduras no tarda en convertirse en un encuentro más íntimo. La naturaleza así ha hecho a los hombres y mujeres y está bien que cada cual obedezca a ella de la forma que mejor le resulte.

La sensación de satisfacción sexual es reconfortante y contagiosa. En una pareja que tiene una vida sexual activa y plena, las asperezas toman nuevas formas y las redenciones concluyen muchas veces con ambos miembros de la pareja desnudos y amándose deliberadamente. El ser humano necesita tener vida sexual y no existe  una forma de traer nueva vida al mundo más natural que a través de la fecundación de un óvulo por uno o más espermatozoides.

La curiosidad de los participantes en el encuentro sexual es lo que aporta nuevas variantes, por lo que las tres posiciones sugeridas a continuación son sólo una guía y dejan abierta la puerta a la creatividad de cada miembro de la pareja:

Los jugueteos del gorrión

Consiste en una serie de penetraciones poco profundas y veloces. Funciona con cualquier posición sexual en la que el hombre es el miembro activo, pero para hacerlo realmente entretenido se recomienda experimentar con la mujer boca arriba y luego con la mujer boca abajo. ¡Es cansador!

Azul profundo

Es una posición sexual que luce estética una vez dominada pero que además proporciona un placer superior. La mujer, de frente al hombre, debe colocar sus piernas sobre los hombros de su pareja, permitiendo de esta manera una penetración más profunda y estimulante.

La postura de la yegua

En esta postura la pareja no se ve el rostro, y eso es lo que la hace tan divertida. El hombre sentado con las piernas extendidas se apoya sobre sus manos, mientras que la mujer se sienta de de espaladas a este con el pene dentro de sí y comienza a realizar movimientos como si estuviera montando un caballo. ¡A galopar!

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Vida social
Ultima modificación: 08/05/2012