Cómo apoyar los derechos de la mujer sin odiar a los hombres

Aunque parezca el título de una comedia, lo cierto es que a veces parecen posturas irreconciliables la defensa de las mujeres y la convivencia pacífica. La guerra de sexos es aún en la actualidad una realidad que sigue latiendo en las cocinas de las casas, en los despachos y en las calles. Y es que, en pleno siglo XXI, los derechos de las mujeres están cada vez más presentes en el sentir de la sociedad, pero la discriminación positiva termina por incomodar más que ayudar. El hombre de este nuevo siglo ha nacido en un entorno donde la mujer ya no es el ser desvalido, sino un igual, que en muchas ocasiones controla su trabajo, le pone multas o le receta un antibiótico para el resfriado. Está totalmente claro que el feminismo no es necesariamente una postura incendiaria frente a los hombres, al menos no todas las feministas mantienen posiciones radicales. Su lucha fundamental se centra en conseguir eliminar las barreras que impiden a las mujeres desarrollarse con libertad en todos los ámbitos de la vida, en la lucha contra la desigualdad de género y las injusticias.

Si investigas un poco sobre el feminismo y la filosofía que impregna su razón de ser, podrás ver con claridad que la defensa de los derechos de la mujer persigue establecer un escenario de igual que rompa las desigualdades históricas, no la lucha contra los hombres.

En general, la presión social de los roles machista y feminista generan presión sobre ambos sectores. El feminismo puede ayudar también a los hombres liberándoles de la obligación de tener que actuar bajo esquemas de comportamiento que no reflejan los deseos de muchos de ellos.

En una sociedad de la nueva era, hay muchos hombres que comprenden el papel del feminismo y desean que sea la igualdad uno de los valores fundamentales. Su papel es determinante para ayudar a difundir estos valores, por lo que es más conveniente hacer aliados que mantener una postura beligerante de forma contínua.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Cívico
Ultima modificación: 02/12/2013