Como ser un buen vecino

Si nos hemos mudado a un nuevo vecindario puede que queramos empezar con buen pie nuestra nueva etapa para poder vivir tranquilamente. No existe ningún manual para ser un buen vecino, sólo existen una serie de pautas y comportamientos socialmente aceptados.

Para ser un buen vecino sólo necesitamos un poco de empatía y ponernos en la piel de la gente que vive a nuestro alrededor. A nadie le agrada que mientras está descansando pongan la música alta o se pongan a hacer obras en las horas de descanso. Para evitar enfrentamientos y malentendidos con un simple gesto de avisar a nuestros vecinos en el caso de tener que hacer obras o de realizar una fiesta estarán avisados y no se molestarán.

Otra cosa que puedes hacer es realizar una pequeña visita para darte a conocer y que sepan que si necesitan algo en lo que les puedas ayudar pueden pedirte ayuda. Esto es muy útil por ambas partes, ¿nunca has preparado una cena y en el último momento se te ha roto el abrebotellas o te falta un poco de sal? ¿Has tenido una avería en casa y necesitas un taladro o una llave de fontanería? La ayuda puede ser recíproca por lo que tener una buena relación con los vecinos es importante.

Como puedes ver el ser un buen vecino no es tan complicado y puede salvarnos una velada en un momento dado o procurar que nuestros vecinos tengan en cuenta nuestras horas de descanso. A todo el mundo le gusta poder descansar en su casa por lo que respetando ese aspecto podrás ser un vecino ejemplar.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Cívico
Ultima modificación: 10/01/2012