Actividades extracurriculares: su importancia para los docentes

Cuando los profesores ofrecen actividades extracurriculares en la escuela se ofrecen a sí mismos para apoyar el crecimiento profesional. Conforme el docente planea un nuevo programa extracurricular, trabaja para establecer el programa y supervisarlo de manera que el estudiante aprenda nuevas habilidades consistentemente en el proceso. Las habilidades pueden estar asociadas a la solicitud de becas, así como a un programa de crecimiento.

Muchos docentes tienen la tarea de desarrollar un nuevo currículum para una materia en la escuela o crear un programa relacionado al currículum que requiera la participación extensiva del estudiante. Los programas de debate, los programas de teatro, los grupos musicales y los programas relacionados al deporte, todos ellos califican como actividades extracurriculares que deben involucrar a un gran número de estudiantes con el fin de que se conviertan en programas exitosos. Cuando los profesores crean actividades extracurriculares establecen la oportunidad de construir un programa que agrade a los estudiantes, a sus padres y que proporcionen apoyo a la comunidad.

Conforme las actividades extracurriculares en la escuela se vuelven más populares, los profesores por lo regular reciben una cantidad de apoyo por parte de la comunidad, padres y administrativos. El apoyo es importante cuando el maestro intenta organizar las actividades, recibir permiso para las prácticas en campo de las actividades extracurriculares y solicitar al estudiante el involucrarse en proyectos especiales. Además, cuando el profesor recibe apoyo por una actividad extracurricular se inclina más a la posibilidad de recibir donaciones de materiales o monetarias para el programa, lo cual es crítico para que el programa dure y tenga éxito. El éxito de una actividad extracurricular se relaciona directamente con el crecimiento personal del profesor.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Educación
Ultima modificación: 01/21/2013