Actividades para fomentar la comunicación en edad preescolar

A los niños pequeños se les debe de presentar la escuela como una recompensa o un premio, no como una de sus obligaciones o deberes. Se tiene que lograr que el niño se sienta orgulloso de su mochila, de sus lápices, de sus colores para que todo esto lo motive y sienta el deseo de asistir a la escuela y relacionarse con sus compañeritos.

Si el niño se encuentra a gusto en su salón con sus compañeros y maestros automáticamente empiezan a interactuar.

Cuando se trata de un hijo único es probable que éste se aparte del grupo porque se siente incómodo ante la presencia de tantas personas, situación a la que quizás no está acostumbrado. Desde los primeros días se debe de fomentar la convivencia tanto dentro del salón de clases como fuera de él para que las relaciones se afiancen y se formen verdaderas amistades. Todo esto surge con la participación de los papás, platicando de ello con el niño.

Si el niño muestra una resistencia a convivir con sus compañeros, hay centro de interacción que ayudan a los pequeños a fomentar la convivencia. Son grupos pequeños donde hay maestros auxiliares que ayudan particularmente a cada niño.

También hay que estar atentos a los comportamientos preguntando a los maestros acerca de ello. Muchas veces la opinión de ellos es muy importante para compararla con la percepción que tenemos nosotros.

Si en la colonia hay otros niños de la misma edad es una muy buena idea el ponerse de acuerdo con los padres para que los niños salgan a jugar o se reúnan en alguna casa para divertirse. Toda esta convivencia fuera del salón de clases puede repercutir en la que tengan dentro de éste y fomentar un desarrollo emocional saludable.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Educación
Ultima modificación: 07/30/2012