Cómo elegir un buen seminario

Para elegir un buen seminario tenemos que tener en cuenta sobre todo, el grupo de investigación, la inscripción y el lugar de celebración del acto. Un seminario es un grupo de aprendizaje activo en el que no se da la información ya elaborada sino que se debe buscar, indagar y construir las bases del tema que se está tratando.

Los orígenes del coloquio están en el siglo XVIII en una universidad alemana, en la que sus estudiantes querían unir la docencia y la investigación en un único concepto. Así, el alumno seguía siendo un discípulo pero a su vez tenía la posibilidad de ser su propio profesor. A partir de ese momento, los seminarios se convirtieron en reuniones donde un equipo colaboraba para deducir información e investigar al mismo tiempo. Actualmente, estas convenciones además de ser un trabajo en grupo, sirven para acercar la materia de investigación y la docencia a muchos alumnos interesados en un tema. Para elegir un buen seminario, el alumno o el profesor deben fijarse en el tema del mismo.

Otra forma de elegir uno u otro es fijarnos en el grupo de investigación o los docentes que la conforman. Si es un equipo de trabajo experimentado, lo respaldarán muchos proyectos y tendrán una visión avanzada del tema, ya que han estado trabajando en ello durante años. Además del tema o de los participantes, se debe tener en cuenta al elegir un buen seminario dónde tiene lugar, su duración y la cuota de inscripción si la hubiera. Hay muchos seminarios que no tienen cuota de inscripción.

Por eso, para elegir un buen seminario debemos consultar los precios según su duración, todos los temas que se vayan a abordar y dónde tiene lugar. Así, se puede escoger una reunión informativa a la que se pueda asistir fácilmente.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Educación
Ultima modificación: 03/06/2013