Cómo enseñar a leer a un niño bilingüe en ambas lenguas

Es una magnífica idea comenzar a familiarizar a tu hijo con un segundo idioma. Será de gran utilidad si tú o la persona que está a cargo del cuidado de tu hijo son muy hábiles con una segunda lengua. Aunque si no hay la posibilidad de que éstas sean las circunstancias, tienes la oportunidad de tocar canciones u observar programas en la televisión en el idioma con el cual quieras que se familiarice. No es mala idea verificar en la librería de tu localidad si te pueden prestar algunos artículos que puedan ser útiles para el aprendizaje.

Lee libros en compañía de tu hijo en el idioma que quieras que perfeccione. Intenta no traducir palabra por palabra ya que es un mal hábito que muchos adoptan siendo mayores al tratar de aprender un segundo idioma. Ten en cuenta que puede ser muy útil si el niño relaciona la imagen con la palabra en otro idioma. Un niño no puede considerarse en realidad bilingüe mientras no aprenda a pensar usando el otro idioma.

No ignores el valor de los libros de historietas y las lecturas con muchas imágenes en el idioma que quieras que aprenda. Este tipo de lecturas pueden ser más atractivas para los niños un poco mayores que los libros con figuras descriptivas. Lee este tipo de libros en compañía de tu hijo y trata de adivinar el significado de todas las palabras, aún todas aquellas expresiones que no tengan precisamente una traducción literal, como el sonido de un golpe, de un estornudo, etc.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Educación
Ultima modificación: 01/21/2013