Cómo escribir un discurso de graduación

¿Eres el encargado de escribir el discurso de graduación? ¡Felicitaciones!, tienes a tu cargo una tarea fabulosa que te permitirá revivir la experiencia de trascendentes años de tu vida. A medida que se acerca el final del curso, habrás percibido que las sensaciones se multiplican, crece la ansiedad, las emociones fluyen sin control y es difícil situarse en una posición que te permita expresar ese cúmulo de sensaciones que te rodean.

Sin embargo, tienes la responsabilidad de concentrar en algunos párrafos esta realidad que vives junto a tus compañeros y el tiempo apremia. Encuentra en este artículo las claves para escribirlo con total libertad y no dejar ningún tema importante de lado.

¿Quieres dejar una marca en los maestros y padres de familia antes de ir a la universidad? Pues bien, no dude en seguir leyendo. Si no fuera por el contexto de efervescencia anímica en el que es escrito, un discurso de graduación es uno de los discursos más sencillos de elaborar ya que todo lo que necesitas para componerlo son dos elementos que se encuentran a tu alcance perfectamente : tus recuerdos y tus planes. Tus recuerdos son importantes ya que elaborarás a partir de ellos el escenario sobre el cual comenzó todo hace varios años ya. Tus planes aportan la otra mitad; tanto tú como tus compañeros tienen proyectos e ideas -incluso miedos- rondando sus cabezas y ocupando sus pensamientos. En el discurso de graduación tendrán la posibilidad de confesarlos.

Puntos a tener en cuenta al escribir un discurso de graduación

Tus recuerdos

Como ya mencionamos, tus recuerdos son la materia prima con la que trabajarás tu discurso, cual alfarero de las palabras que eres en esta ocasión tan especial. Sin ser excesivamente melodramático, aférrate a aquel comienzo, aquellos primeros días, las amistades, los exámenes, los profesores, los fracasos, las dudas, las buenas noticias e ideas, los aciertos, las experiencias compartidas y a todo aquello que te permita valorar el haber llegado a la meta para generar el cuerpo de tu discurso.

Sus planes

A diferencia de lo que sucede con los recuerdos, que dependen exclusivamente de ti, los planes no pueden ser generalizados sin algunas consideraciones previas. Si has tenido la oportunidad de conversar de esto con tus compañeros, tendrás un conocimiento bastante valioso de los proyectos en común o individuales que cada uno tenga ahora que cuentan con esta herramienta en sus manos.

Enlazando recuerdos y planes hay dos partes del discurso que no puedes obviar: la introducción (lógicamente al comienzo del discurso) y los agradecimientos.  A continuación explicaremos en qué consisten cada uno de ellos:

Introducción

La introducción de la mayoría de los discursos de graduación lamentablemente se caracteriza por contener un exceso de clichés en la creencia de que las emociones pasan por ellos, cuando en verdad sucede precisamente lo contrario. Excederse en banalidades que ni a ti te importan extiende innecesariamente el comienzo, te quitará tiempo y podrás perder la atención del auditorio. Un buen comienzo es aquel que enmarca con las palabras justas el resto del discurso.

Agradecimientos

Así como has recurrido a tu memoria para sacar a relucir recuerdos que no sabías dónde atesorabas, los agradecimientos son el momento de reconocer la ayuda y el acompañamiento de todos los que de alguna u otra manera han intervenido en estos años de estudio. Aquí seguramente querrás mencionar a tu familia y amigos, a los profesores o directores del curso, y todo aquel que haya dado algo de sí para que tú y tus compañeros pudiesen llegar a ese día con alegría.

Consejos

  • A menos que usted sea un orador muy bueno, es absolutamente necesario que escriba su discurso y haga un esquema. Escribir el discurso le permite poner en el papel los tipos de palabras, frases y transiciones que desea utilizar. No obstante, usted no debe leer el texto escrito.
  • No hay una sola manera de escribir un discurso. Sin embargo, debe asegurarse de que tiene una introducción atractiva, los pensamientos organizados, y una conclusión firme. Un sitio web como http://www.speech-topics-help.com/graduation-speech-topics.html (en inglés) le puede dar algunas ideas sobre temas específicos.
  • El discurso debe ser inclusivo con sus compañeros y el público (usar “nosotros” no, “yo”)
  • Debe hablar de los buenos tiempos y no las malos. No debe haber nada negativo en el discurso.
  • Practique, practique, practique!  mucho frente al espejo. Para romper su nerviosismo, sigua diciéndose a sí mismo: “Puedo hacerlo muy bien”
  • En la graduación debe tener un semblante feliz. Mire a sus compañeros y padres al hablar con ellos, en lugar de mirar más allá .
  • Un buen movimiento de manos cuando se habla es extender los brazos y luego de vuelta hacia el centro de su pecho, lo que da el efecto que se está incluyendo todos sus compañeros en una clase unida.
  • Identifique a su audiencia. Sobre todo los niños? Los padres? Extraños? Piense acerca de con quién estás hablando como usted escribe.

Adevertencias

  • Trata de no ponerte nervioso.
  • No digas nada controvertido en el discurso. No insultar, criticar, o calumniar en el discurso. No hablar mal de el director o cualquier otra persona.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Educación
Ultima modificación: 07/05/2012