Cómo escribir una autobiografía

¿Has decidido recapitular lo que llevas vivido hasta hoy? ¿Quieres literalmente “escribir tu propia historia”? Perfecto, nadie mejor que tú para acometer esa labor. Escribir una autobiografía es sencillamente eso: ordenar sobre el papel lo que ha sido tu vida hasta hoy, por lo que no debes dudar. Por si acaso te preocupan, dos mitos que debes desterrar de tu cabeza son:

  1. Si no he vivido o hecho nada extraordinario o no soy famoso, nadie querrá leerla.
  2. Para escribir mi autobiografía debo ser muy mayor.

Comencemos por desterrar el primer mito: para escribir una autobiografía no debes haber vivido una vida de novela. Algunas personas van y vuelven sobre lo que han vivido a lo largo de su vida y no se deciden a escribir sus vivencias por temor a que en ellas falte un ingrediente especial que las haga especiales o mágicas. Para que tu autobiografía sea interesante para otros  deberás perder el miedo a no tener nada que contar. El hecho de vivir en este planeta y las impresiones que has acumulado de esta experiencia son suficiente material para que tu narración valga para otros. En cuanto a lo que otros tantos dicen acerca de la edad y el momento oportuno, no sólo puedes escribirla cuando tú mas quieras, sino que hasta incluso podrás ir narrando las etapas a medida que las cumples.

El aspecto más positivo de escribir una autobiografía es que tienes a tu disposición las mejores fuentes: tú y quienes te conocen. Lo más difícil, pero nada imposible es ponerte en el lugar del lector. Piensa qué disfrutarías o disfrutas como lector. Si nunca has leído biografías de otras personas, te sugiero que comiences a fijarte en ese tipo de escritos. Incluso también puedes escribir tu autobiografía antes de escribir la biografía de otra persona para ensayar y ver cómo te sientes.

Estamos cansados de leer biografías que comienzan con fechas de nacimiento. Por supuesto que es importante cuando naciste, pero quizás sea aun más importante enmarcar ese nacimiento concreto en un contexto histórico particular. ¿El comienzo de las nuevas tecnologías? ¿Momento familiar bueno o malo? ¿Cómo estaba tu país y el mundo en tus primeros años? ¿Qué tipo de gobierno había? Brindar un ámbito para tu biografía acompañará el relato y lo hará más atrapante que la historia aislada de una persona, este caso tú. A medida que avanzas considera la posibilidad de ilustrar una parte de tu vida con una anécdota que represente algo más grande. Un viaje que te haya cambiado la forma de pensar las cosas, una persona que conociste, todo puede funcionar. Mencionar el lugar de tu nacimiento puede permitirte recordar tu infancia, amigos y juegos que te han marcado para siempre. Irás aprendiendo mientras escribes.

Cuando hayas remontado el pasado hasta el presente, tómate el tiempo necesario para releerla. ¿Es mucha información y debes recortar algunos párrafos? ¿Quedó algo por contar de algún episodio interesante? Cuando la hayas releído y editado pide a por lo menos tres personas que puedan darte una devolución sincera para que le lean para que comprueben, además de errores que puedes haber pasado por alto al editar, que es legible en forma dinámica y llevadera.

¡Que tu autobiografía sea un éxito!

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Educación
Ultima modificación: 07/05/2012