Cómo hacer un resumen

En cualquier aspecto de la vida, aunque pueda parecernos un tanto extraño, podemos aplicar muchas de las técnicas que interiorizamos de pequeños a base de repetir machaconamente ejercicios y más ejercicios. Una de esas habilidades es la de hacer resúmenes.

Un resumen es, ni más ni menos, un texto que transmite la información fundamental o principal de otro texto, independientemente de su extensión, para mostrar de forma abreviada la esencia del mismo. Como tal, es una herramienta fundamental como técnica de estudio, pues permite que diferenciemos conceptos y los pongamos en relación, separando las ideas secundarias del mensaje que nos interesa recordar.

Para ello, es importantísimo saber leer de forma concienzuda y profunda para separar el contenido relevante del que no lo es tanto y así centrar nuestra atención en las partes más importantes.

En la vida cotidiana, un buen resumen es una herramienta de trabajo cuando queremos informar a alguien que no tiene tiempo suficiente o disponibilidad para atender a un proceso de lectura profunda como el que ya hemos comentado. Es un sistema empleado por muchos medios de prensa para permitir a sus lectores una buena información en caso de que no puedan profundizar en la lectura del desarrollo de páginas interiores, por ejemplo.

Los pasos para hacer un resumen son sencillos:

1.Identificar el tema y los subtemas que se desarrollan en el texto base.

2.identificar la estructura y los componentes de esa estructura.

3.Redactar breves notas sintéticas en los laterales de cada párrafo que orienten sobre su contenido.

4.Subrayar la información fundamental.

5.Realizar un esquema de contenido.

Tras desarrollar cada paso, debemos redactar nuestro resumen atendiendo a tres normas: globalizar, generalizar e integrar.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Educación
Ultima modificación: 02/12/2013