Cómo mejorar nuestra capacidad de escucha

Entre los humanos existe una comunicación constante y la relación es entre oyente y hablante. En ciertas ocasiones al oyente le cuesta trabajo concentrarse en lo que está escuchando, ya que es invadido por distractores en el ambiente o pensamientos vagos. Resulta complicado ponerse en el lugar de la persona que está hablando para comprender por completo el mensaje que está transmitiendo. Por estas razones, es necesario ejercitar el papel de oyente y practicarlo continuamente para desarrollar esta habilidad.

En el momento de estar escuchando es aconsejable reducir distracciones como la del televisor y el radio con volumen alto. En el caso de estar en el exterior se le puede sugerir al interlocutor dirigirse a un lugar donde no existan tantos distractores que impidan escuchar correctamente. Otro de los problemas al escuchar, es el querer interrumpir al interlocutor con comentarios adelantados y distraer la mente con la conversación que se tendrá con esta persona cuando se haya terminado de hablar sin antes haber captado el mensaje que nos estaba transmitiendo.

Existen algunos ejercicios para ejercitar nuestra capacidad de escuchar, éstos son:

1. Si continuamente fallamos al momento de escuchar y se ha corroborado con un especialista no tener alguna limitación física, se puede realizar el siguiente ejercicio: En una habitación sola, se pone a volumen medio el radio o una fuente de música, que contengan voces e instrumentos, y debe tratarse de enfocarse la atención sólo a un instrumento hasta descubrir sus matices y ubicar su sonido sin poner atención a las voces y al resto de los instrumentos.

2. Aprender a entender el lenguaje corporal. Esto nos ayudará a agudizar la capacidad intuitiva y entenderemos de manera efectiva lo que nuestro interlocutor nos comunica, aún cuando no hayamos escuchado cada palabra

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Educación
Ultima modificación: 01/21/2013