Cómo motivar al público en una exposición oral

Lo más importante al hacer una exposición oral es captar la atención del público. Lo que quiere la persona que expone es que el público no se aburra y que capte el mensaje que quiere transmitir.

Para ello se debe cambiar la tonalidad de la voz, desplazarse por el espacio que tengamos disponible y utilizar herramientas que nos ayuden a hacer la exposición, como power points, gráficas, imágenes, vídeos… Una exposición debe durar un tiempo determinado y va hacía un número de personas concreto. Durante ese tiempo el público no se puede aburrir y para ello tenemos que hacer que el público participe e interactuar con él. En la exposición debemos usar letra grande y párrafos cortos para que el público pueda seguir la explicación y la exposición y no dejar de prestar atención. Además, en cada diapositiva debemos incluir el título para que la gente que llegue más tarde o que tenga que salir durante la exposición y vuelva a entrar no se pierda y pueda seguir la exposición. Para que las explicaciones sean más fáciles podemos incluir imágenes y vídeos, ya que la información visual llama más la atención. Se debe dar la explicación de pie porque los gestos y la postura llaman la atención del público.

Cambiar la entonación de la voz hace que el público no se aburra porque si mantenemos el mismo tono de voz no llamamos la atención del público y no hacemos énfasis en lo más importante. También podemos incluir preguntas abiertas para el público para que interactúe y unos reciban información de otros.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Educación
Ultima modificación: 03/06/2013