Consejos para escribir un cuento

Un cuento es una forma breve de narración, pero que sea breve no significa que sea fácil o simple. El cuento se caracteriza por tratar un tema principal con un final inesperado. En un cuento intervienen pocos personajes, pueden ser personas, animales y cosas.

Hay cuentos infantiles, de terror, de ciencia ficción, de amor, de fantasía. Lo importante de un cuento es que siempre tiene una historia oculta, algo que no se menciona, pero que, al finalizar la lectura, impacta al lector.

En la historia de la literatura hay grandes escritores de cuentos como Edgar Allan Poe, Juan Rulfo, Antón Chejov, Jorge Luis Borges, entre muchos otros.

Para escribir un cuento

Antes de escribir consigue un libro de cuentos de tu temática favorita y lee. Esto te dará ideas sobre la construcción de las frases y la manera de contar un suceso.

Un cuento tiene que cautivar al lector desde la primera frase, así que, si puedes poner a tu protagonista en una situación complicada en el primer párrafo, tu lector querrá continuar con la historia.

El cuento tiene un inicio, un desarrollo y un final, el inicio es un dilema, un suceso inesperado que trastoca la vida del protagonista. El desarrollo es la lucha que debe enfrentar el protagonista para conseguir lo que desea y el final es la resolución de su problema, puede ser feliz, triste o abierto a la interpretación de los lectores.

Conoce a tu personaje, descríbelo física, espiritual e intelectualmente. Esta descripción no servirá para tu texto, pero sí te ayudará para conocer el comportamiento de tu personaje.

Elige el escenario en el que se desarrollará tu historia, tiene que ser acorde con la temática a tratar. Si quieres escribir una historia de terror busca el decorado perfecto para provocar sensaciones de miedo en el lector.

Si no se te ocurre nada para escribir, deja volar tu imaginación y piensa en problemas y situaciones difíciles. Muchas historias surgen de preguntas ilógicas ¿qué pasaría si algo se apodera de una casa y los dueños tienen que huir? ¿qué pasaría si me encuentro un universo? ¿qué pasaría si no soporto un detalle insignificante de una persona? Hacer una pregunta en condicional es una buena manera de iniciar la historia.

Ahora, sólo te resta escribir.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Educación
Ultima modificación: 07/12/2012