El método más sencillo para pasar de Celsius a Kelvin

Los problemas científicos siempre piden que la temperatura se dé en grados Kelvin. Para pasar de grados Celsius a grados Kelvin solo necesitamos una fórmula. Las escalas más utilizadas para expresar los grados son la Celsius y la Fahrenheit, pero la Kelvin es la que se utiliza en experimentación, por eso, debemos saber cómo pasar de Celsius a Kelvin.

Anders Celsius creó los grados Celsius en el siglo XVII para medir la temperatura. La escala fue definida considerando las temperaturas de ebullición (paso de líquido a gas) y congelación (paso de líquido a sólido) del agua, 100ºC la ebullición y 0ºC la congelación. William Thomson (Lord Kelvin) definió en el siglo XIX su escala absoluta de temperatura en términos de grados Celsius. Por eso, los intervalos de temperatura expresados de las dos formas tienen el mismo valor, por tanto, pasar de Celsius a Kelvin se hace con una única fórmula que une las dos escalas. Para pasar de Celsius a Kelvin tenemos que usar la siguiente fórmula: temperatura en ºK= ºCelsius + 273.

A cualquier temperatura en Celsius se le sumarán 273 unidades y directamente se obtendrá el correspondiente valor en Kelvin. Si el ejercicio nos da la temperatura en grados Kelvin y se quiere saber a qué corresponde en grados Celsius, se aplica la siguiente fórmula: temperatura en ºC= ºK – 273. En realidad, una es consecuencia de la otra, ya que la segunda surge al despejar los graos Celsius como si fuera una ecuación algebraica.

Se debe tener en cuenta que, en los ejercicios experimentales, pese a que no se pida de forma explícita, la temperatura siempre debe ir expresada en grados Kelvin, por lo que habrá que pasar de grados Celsius a grados Kelvin antes de sustituir el valor de la temperatura de las fórmulas que vayamos a emplear.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Educación
Ultima modificación: 03/06/2013