La sensibilidad multicultural: cómo trabajarla en infantil

Una opción es intentar hablar con los padres de los niños para que proporcionen fotografías de los familiares de sus familiares. La forma más sencilla de explicar el concepto de multiculturalismo es comenzando con ellos mismos, los niños. Hay posibilidades de que dentro del propio salón de clases existan distintas culturas, religiones y razas. Así que hacer que los niños traigan fotografías de sus familias y las compartan con sus compañeros, puede ser una forma sencilla para que los niños se conozcan y sepan de dónde vienen.

Se podrían comprar juguetes y materiales que reflejen los rasgos culturales dentro del salón de clases. Por ejemplo, si el salón está constituido de niños con rasgos latinos, sería una buena opción usar muñecos y muñecas con sus mismos rasgos y de rasgos distintos que los de ellos. Si hay un grupo cultural que no esté representado en el salón de clases, es una buena idea considerar comprar una muñeca de esa cultura en particular.

También se pueden celebrar las fiestas que no sean tradicionales. Se debe pensar qué tipo de fiestas de diversas culturas pueden ser benéficas para el desarrollo intelectual de los niños y planear alguna actividad especial para ellos.

Tener algún invitado especial en el salón de clases puede resultar bastante benéfico. Los mismos familiares de los niños pueden cumplir con esta tarea. Por ejemplo, si un estudiante con ascendencia asiática tiene algún familiar que lo visite desde algún país de Asia, sería una magnífica idea invitar a su familiar al salón. Si el familiar estuviera dispuesto a compartir algún bocadillo típico de su cultura con los estudiantes sería un gran aporte para el entendimiento de la diversidad multicultural.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Educación
Ultima modificación: 01/21/2013