Lección Magistral en secundaria: cómo prepararla y exponerla

La mejor manera de dar una buena presentación es asegurándote de que conoces tu material. Lee muy bien acerca de tu tema y toma nota por tu cuenta. Posteriormente ordena todas tus notas para tu presentación.

Lee tus notas en voz alta y realizar cualquier cambio en ellas hasta que todos los datos que quieras presentar estén ordenados y no pases por alto ningún detalle. Asegúrate de saber exactamente de cuánto tiempo dispones. Párate frente a un espejo y práctica mirándote con un cronómetro a la mano. Cuando creas que te estás desempeñando lo suficientemente bien, pídele a un amigo o a un familiar que te escuche para que la práctica sea aún mejor.

Cuando usas herramientas y elementos visuales, la práctica para la presentación es más sencilla.

Escribe tarjetas que contengan la información más importante de tu investigación. Es importante que no leas cada parte de todas las notas. Divide tu presentación en piezas pequeñas y usa tus tarjetas como apoyo para recordar ciertos puntos importantes que necesite decir.

Use herramientas visuales siempre que puedas. Si en tu presentación necesitas un producto que puedas llevar al salón de clases, hazlo y muéstraselo a tu público.

Tener una apariencia atractiva y limpia es una fantástica ayuda en el momento de la presentación. Toma una buena postura y haz contacto visual con tu público para hacerle saber que estás interesado en ellos, de esta manera ellos se interesaran en ti.

En lugar de ponerte de pie en un solo lugar, cambia tu posición en el salón. Puedes usar gestos con las manos o expresiones con tu cara para captar la atención del público.

Asegúrate que la entrada y la conclusión de tu presentación sean convincentes e interesantes. Necesitas aportar la información más valiosa en estas partes de la presentación.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Educación
Ultima modificación: 03/04/2013