Resolver problemas de fracciones: el método infalible

Después de años de aprender matemáticas, los niños pueden comenzar a sentirse frustrados en el momento en el que conocen las fracciones. Mientras que los números enteros, los cuales son los números normales como el 2 y el 3, tienen reglas simples que los rigen al momento de sumar o restar, las fracciones cuentan con una serie de reglas adicionales que necesitan ser bien comprendidas. Después de seguir este subconjunto de reglas para las fracciones, tal como la modificación de un denominador común o encontrar el recíproco de una fracción, se aplican las reglas comunes.

Primero debes convertir las fracciones, de ser necesario, para que los denominadores sean los mismos. Por ejemplo, sumar 1/4 más 1/4 no requiere realizar una conversación, pero sumar 1/4 más 1/8 sí. Se debe multiplicar el numerador y el denominador por el mismo número; en este ejemplo, se multiplica el 1 y el 4 por 2 para tener un resultado de 2/8, y después se suman los numeradores. En el primer ejemplo, la suma es 2/4 o 1/2 y en el segundo ejemplo la suma es 3/8.

Las fracciones se pueden convertir, lo cual es similar a sumar, para que los denominadores sean los mismos para la resta. Por ejemplo, al restar 1/8 de 1/4, se cambia la fracción mayor para que se adecue. En este ejemplo, esto significa restar 1/4 de 2/8. Al restar los numeradores la diferencia es, en el ejemplo, de 1/8.

Multiplica los numeradores y después multiplica los denominadores cuando se trate de un problema de multiplicación. Por ejemplo, la ecuación ¼ por 2/5 resultaría en 2/20 o 1/10.

Encuentra el recíproco de una fracción para la división, y después sigue las reglas de la multiplicación. Por ejemplo, en la ecuación 2/5 entre ¼, el resultado sería 2/5 multiplicado por 4/1, lo cual da como resultado 8/5. Al simplificar esta fracción el resultado final es de 1 etero 3/5.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Educación
Ultima modificación: 03/04/2013