Cómo evitar problemas al introducir un nuevo gato en la manada

Si convives con varios gatos y quieres introducir uno nuevo en la familia, debes hacerlo con cuidado para no desestabilizar la vida de la manada. Es mejor hacerlo poco a poco, dándole tiempo al nuevo gato para integrarse y a la manada para aceptarlo.

Lo preferible es que el nuevo gato disponga de su propio espacio. Debes ponerle comida y un cajón de arena en un lugar de la casa alejado del resto de la manada para que no lo vean como una amenaza. También es necesario que haya suficiente espacio para que pueda ser ignorado por el resto de los gatos y que se pueda esconder si quiere.

Los gatos son curiosos y poco a poco se acercarán a conocerse. No conviene cambiar la rutina del resto de los gatos con la llegada del nuevo. Los gatos son animales celosos, debes darle tanto amor y atención al resto de la manada como hasta entonces. Los gatos con celos cambiarán su conducta, pueden dejar de comer o empezar a orinar o defecar por la casa.

Es recomendable introducir al nuevo gato, exponerlo ante la manada, mientras están distraidos con la comida, por ejemplo, para evitar peleas. Pero no uses la comida como método de distracción cuando ya están peleándose porque los gatos pueden entender que la comida es un premio por su comportamiento y repetir la conducta.

Si acaricias a tus gatos y luego al nuevo y después a tus gatos otra vez, los olores se irán mezclando y eso ayudará a la manada a aceptar al nuevo gato.

 

 

 

 

 

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Naturaleza
Ultima modificación: 07/20/2012