Técnicas para evaluar la disciplina y métodos para reforzarla

Para comenzar a reforzar la disciplina elimina todos los distractores de tu hogar y de tu vida. La forma más fácil de alentar una buena decisión es eliminar las tentaciones en primer lugar. Así que, si constantemente estás perdiendo el tiempo con juegos en la computadora o con otro tipo de juegos electrónicos, en lugar de estar estudiando, elimina todos esos juegos. Esto refuerza la autodisciplina, haciéndola más un estilo de vida que una elección.

Pregúntate qué es lo que estás haciendo bien. Puedes hacerlo en voz alta o como un monólogo interno o si prefieres puedes escribir notas y leerlas después. Alentándote a ti mismo haces que no sea necesaria la opinión de otros y eso refuerza la autodisciplina.

Administra sus tareas. Si tienes un importante proyecto que llevar a cabo en dos semanas, no escribas en el calendario únicamente “importante proyecto”. En vez de eso, divídelo en partes y organiza tu tiempo para cada parte por separado. De esta manera podrías escribir, “investigación preliminar” en tres días, “delimitación de la investigación” en una semana, “boceto inicial” para lograrlo en 10 días y “trabajo final” para concluirlo en dos semanas. Es más difícil ignorar las fechas límite cuando se aproximan, así que enfócate en establecerlas tan inmediatamente como sea posible.

Establece una rutina para cada día. Si estableces un tiempo específico cada día para hacer ciertas cosas, tales como trabajar en proyectos, limpiar tu hogar o dedicar tiempo al ejercicio, resulta más difícil eludir estas tareas. Aún si lo hicieras, estarás más consciente de que lo hiciste; la rutina esencialmente te hará sentir culpable y eso construirá la autodisciplina.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Educación
Ultima modificación: 03/04/2013