Universidad para mayores: cómo prepararse al ser mayor de 65

La universidad para mayores es una opción de estudios que dan las universidades para que de forma presencial o a distancia, las personas mayores puedan cursar una carrera.

En la actualidad, la media de vida situada en los ochenta años, ha hecho que la percepción de la vejez haya cambiado, ya que quien antes podría haber sido un anciano, hoy en día, es una persona que aún tiene por delante más de veinte años de vida. Por eso, la universidad para mayores es un modo de que los que superan los sesenta y cinco años de edad se sigan desarrollando y adquiriendo habilidades académicas. Como puede que ni siquiera se haya terminado la educación secundaria, se tiene que hacer un examen dedicado a aprobar este ciclo.

Después se pide el nivel de bachillerato y si no se tiene las clases para mayores son más fáciles (iguales que las de la educación secundaria) y cómodas que el bachillerato general ya que suele estar adecuado para trabajadores y desempleados que lo necesitan como requisito para trabajar en vez de entrar en la universidad para mayores. Se suele dar un período de adaptación en el que aparece la impotencia y la sensación de pérdida de memoria porque el mecanismo de aprendizaje se va atrofiando si deja de utilizarse. A las pocas semanas de establecer un plan diario de dos horas de estudio, ya se ven los resultados y las ventajas de la universidad para mayores.

En los planes de estudio antiguos se sobrevaloraba la memoria como método lectivo y actualmente ocurre lo mismo con la capacidad relacional. Para que haya un equilibrio lo mejor es que pregunte a cada profesor para que le asesore acerca de las exigencias de sus exámenes y así conseguirá despejar dudas sobre cómo enfocar el aprendizaje.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Educación
Ultima modificación: 03/06/2013