Trucos divertidos para aprender geografía

Las longitudes y las latitudes pueden resultar en un tema complicado para los estudiantes. Así que resulta una buena idea el organizar un juego para ayudarles a notar las diferencias entre dichos términos y reconocer las líneas más importantes de la latitud, tales como los polos Norte y Sur, los tópicos de Cáncer y Capricornio, el Ecuador y los círculos polares Ártico y Antártico. Debes pedirle al niño que represente a la Tierra y que le asigne a una zona de su cuerpo, un término geográfico, tal como el polo Norte que podría estar situado en su cabeza; las orejas podrían ser el círculo Ártico, los hombros serían el trópico de Cáncer, la cintura el Ecuador, las rodillas el trópico de Capricornio, las espinillas el círculo polar Antártico y los dedos el polo Sur.

Una vez que los estudiantes comprenden dónde se localiza cada parte, el juego de “Simón dice” puede tomar parte para ayudar mucho en el aprendizaje.

También pueden jugar el juego del ABC de la geografía haciendo que los estudiantes se turnen y que elijan un nombre de un lugar de acuerdo a la letra que elijan. Por ejemplo, la Z puede ser de Zimbabue. Si el juego resulta demasiado fácil puedes cambiar a una versión más exclusiva e incluir nombres de estados en vez de países. Un estudiante nombra un estado y el siguiente tiene que nombrar otro que empiece con la letra con la que terminó el último participante.

Puedes dividir a la clase en grupos pequeños y darle a cada grupo un mapa detallado o un globo terráqueo. Pídele a cada grupo que seleccione un lugar del mapa; ya sea un país, un estado o hasta una ciudad o capital. Lo que necesitan es guardar en secreto su lugar y decidir en base a él. Los grupos se pasean por el salón y hacen preguntas cuyas respuestas únicamente podrán ser sí o no, referentes al lugar “secreto”. Esas preguntas comenzarán siendo generales pero conforme avancen se volverán más específicas, al mismo tiempo que el estudiante aumenta sus posibilidades de adivinar el lugar. A cada equipo se le da una oportunidad de adivinar el lugar en cada turno que tenga, si es que no quiere seguir realizando preguntas. Cuando un equipo adivine el lugar de otro equipo se le puede recompensar asignándole puntos extras a sus integrantes. Al final del juego, el equipo ganador es el que obtiene más puntos.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Geografía
Ultima modificación: 03/01/2013