Qué es una falacia de falsa analogía

La falacia de falsa analogía ocurre cuando un escritor o un comunicador usa una analogía que hace una comparación pobre entre dos cosas con el fin de ilustrar un concepto o una idea. Las analogías concisas frecuentemente se usan con éxito para ilustrar conceptos complicados o una parte específica de un tema controversial. Sin embargo, las analogías falsas por lo regular se usan, ya sea de manera intencional o sin intenciones, para apoyar ideas que tienen argumentos pobres o carecen de evidencia.

En las analogías, un concepto se compara a otro similar con el fin de establecer un punto o aclarar uno de los conceptos. Todas las analogías se basan en esto: concepto A y concepto B son similares. Por lo tanto, ya que X es una verdad para A, también debe ser verdad para B.

Sin embargo, la mayoría de las analogías no se establecen con esta estructura. Por ejemplo, en la película del año 1998, Playing By Heart, el personaje Joan dice, “hablar de amor es como bailar acerca de la arquitectura”. Aunque el amor y la arquitectura por lo regular no tienen relación, ella dice que hablar de amor y bailar acerca de la arquitectura es similar, ya que bailar acerca de la arquitectura parece un concepto ridículo, tratar de hablar acerca de una emoción tan compleja como el amor es igual de ridículo. En otras palabras, hablar acerca de amor y bailar acerca de la arquitectura son similares. Por lo tanto, ya que es ridículo bailar acerca de la arquitectura, es ridículo hablar acerca del amor.

Las falacias son errores en un razonamiento lógico que ocurren en un argumento. Las falacias de falsa analogía ocurren cuando la analogía se utiliza equivocadamente para las circunstancias y asumen incorrectamente que, debido a que algo es verdad acerca de un ejemplo en la analogía, entonces es verdad acerca de la otra. Ya que en las analogías fuertes este razonamiento es sólido, la falacia de falsa analogía es considerada una falacia de un argumento informal. Los argumentos informales tienen que ver con el contenido del argumento, mientras que los argumentos formales tienen que ver con la estructura del argumento.

Una falacia de falsa analogía puede ser bastante obvia o puede parecer una analogía concisa en un principio. Por ejemplo, en un artículo de niños problemáticos, el autor, para ilustrar un punto, puede usar la analogía de que los niños son como los monos. Cualquiera que haya visto un grupo de niños jugando en los juegos de jardín puede apreciar la semejanza entre un niño y un mono, así que ahí está la analogía, que en principio, parece ser concisa. Si el autor sigue diciendo, que ya que no se puede razonar con los monos, tampoco se puede con los niños, entonces la analogía se vuelve débil. Aunque puede haber bastantes semejanzas superficiales entre los niños y los monos, los niños poseen un lenguaje y tienen habilidades de razonamiento que los monos no.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Literatura
Ultima modificación: 04/03/2013