Cómo fabricar una barba falsa

Una barba falsa es el complemento perfecto para quien quiera aparentar más edad de la que tiene en los carnavales. Las barbas falsas pueden hacerse con pelo, sintéticas, o simplemente pintándolas, siendo estas últimas las más cómodas para los niños y para aquellos que se sientan agobiados pronto con matojo de pelo colgando de sus orejas.

Las barbas sintéticas o de pelo pueden pegarse o bien sujetarse a las orejas mediante cuerdas o gomas, como ya se ha dicho son bastante incómodas pero pueden hacer bien su labor, para fabricar una podemos utilizar un trozo de tela con la forma de nuestro mentón, y utilizar pelo de nuestra propia cabeza que pegaremos mediante una de esas tiras de pegamento que se aplican en las telas con la plancha. Si queremos tener el pelo de colores también podemos utilizar retales de lana de colores, lo cual puede sernos muy útiles para disfraces mitológicos, o de virus del cuerpo humano por ejemplo.

La forma más cómoda sin embargo será siempre pintarnos la barba, esto podemos hacerlo con un rotulador especial comprado en una tienda de disfraces o una droguería, o bien con un corcho de los que tapan el vino un poco quemados, lo que hará que pinten la piel y después sea muy fácil volver a borrarlo una vez hayamos acabado la fiesta, este tipo de barba puede ser la ideal si queremos imitar la que tienen Homer Simpson, por ejemplo, o Pedro Picapiedra, ya que al ser dibujos animados llevaban barbas recortadas y pegadas a la piel, como la que imitaríamos así.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 10/16/2012