Seis tácticas para manejar un conflicto interpersonal

Un conflicto interpersonal ocurre cuando no hay una coincidencia en las formas de pensar o en las creencias mutuas, y puede deberse a factores como el no vivir de acuerdo a nuestro propios valores, cuando éstos se ven amenazados o cuando le tenemos miedo a lo desconocido.

Sin embargo, el conflicto en un equipo de trabajo es necesario al propiciar diferentes puntos de vista, opiniones y perspectivas ya que deja ver los problemas dentro del grupo para poder solucionarlos y no interfieran en el desarrollo del trabajo y de esta manera le ayuda a los integrantes a reconocer y beneficiarse de sus diferencias.

Para manejar el conflicto interpersonal se pueden seguir 6 métodos.

  1. Aprende a saber qué no te gusta de ti desde muy temprano en tu carrera o desempeño. Por lo general lo que no nos agrada de otra persona son características que no nos agradan en nuestra propia persona, así que contempla ello.
  1. Contrólate y trata de controlar al otro. Habla con la persona como si él no estuviera enojado, evita usar la palabra tú ya que puede parecer que se está culpando al otro, mantén contacto visual y afirma con tu cabeza que estás escuchando lo que el otro dice.
  1. Alienta el diálogo, habla y deja hablar.
  1. Discute el punto en el que hay desacuerdos y no se enfoquen a otros temas o permitas que la discusión se extienda hacia otros asuntos.
  1. Lleva a la persona a discutir en un lugar privado, ayuda a crear otra perspectiva del asunto que frente a más personas.
  1. Agradece el haber tenido esa conversación y por estar abierto al diálogo y la conversación.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Psicologia
Ultima modificación: 07/31/2012