Cómo debería ser un cristiano tolerante

 

La tolerancia es una virtud o valor muy importante para el cristianismo, este valor es impulsado por la propia voluntad del cristiano y se desarrolla fuera de las paredes de la iglesia. La iglesia cristiana ha inculcado muchos valores positivos en diversas culturas y el espíritu de tolerancia ha sido una de las más grandes enseñanzas, en contra de lo enseñado por otras religiones.

A partir del Concilio Vaticano II, fue cuando todas estas creencias y valores fueron reforzados, tomando como principios el diálogo interreligioso y la libertad de conciencia. Al hacer uso de estas herramientas, el propio cristianismo ha redescubierto elementos que muestran sintonía con la tolerancia y lo importante de evitar confundir este valor con una actitud negativa de sólo “soportar” sin intentar comprender.

Algunas religiones dejan a un lado esta tolerancia actuando con fanatismo, dando a entender que la realidad absoluta se encuentra en sus enseñanzas; los infieles o herejes deben de aceptar sus leyes y preceptos, incluso de ser necesario, será por la fuerza, ya que aceptar el orden cósmico impuesto por Dios es la única manera de honrarlo y lograr la salvación espiritual.

Diferente a esas religiones, es el cristianismo; el hombre cristiano deberá ser  tolerante y orar por todas las personas, ya que sabe escuchar la opinión y las dudas del resto de las personas, aún cuando no sean cristianos los trata con una actitud positiva y cada momento es bueno para transmitir los conocimiento que el cristiano adquiere en la Biblia, así como Jesús lo hizo con los hombres Judíos en su época.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Religion
Ultima modificación: 03/12/2013